Home » Actualidad. » Elementos necesarios para crear una estrategia de marketing.

Elementos necesarios para crear una estrategia de marketing.

Poner en marcha una idea de negocio no es fácil. A la hora de determinar el inicio es aconsejable tener en cuenta la estrategia de marketing que mejor se adapte a tu idea de negocio. En este artículo hemos seleccionado algunas acciones que te pueden ser muy útiles,  las cuales puedes ejecutar de manera individual o combinar  algunas de ellas entre sí.

Antes de poner en marcha cualquier estrategia es necesario saber diferenciar las áreas del marketing que las engloban y de que manera actúan entre si,  logrando determinarlas será  mas fácil estructurar un plan de marketing. ya que podemos elegir en que momento es aconsejable ejecutar alguna acción de  ellas.

Entre todas las acciones de marketing hemos querido realizar una lista de algunas de las mas empleadas por los profesionales del marketing en su día a día, entre ellas tenemos:

Marketing de Interrupción.

Es el tipo de marketing que se ha practicado siempre en los medios de comunicación tradicionales. Consiste en interrumpir al usuario en su actividad y ofrecerle algo llamativo que capte su atención.

Los consumidores están bastante cansados de esta forma de publicidad y normalmente huyen de ella porque resulta molesta.  De hecho, una práctica muy habitual  cuando  los  espectadores ven la  televisión es hacer zapping al llegar los anuncios.  Además, para las marcas y empresas es una opción cara que no les permite dirigirse exactamente al perfil de cliente que quieren captar. Pero el Marketing de Interrupción también tiene sus ventajas. Está demostrado que los resultados se obtienen de forma rápida y son fáciles de medir.

Marketing Indirecto.

Esta manera de hacer marketing no es tan directa. Se trata de una manera más sutil de atraer a los posibles consumidores ofreciéndoles contenido y material de su interés. Con este Marketing Indirecto o de Permiso es posible que el usuario muchas veces ni siquiera sea consciente de la estrategia de la marca que hay detrás.

Marketing de Recomendación.

Este tipo de marketing se practica mucho en las redes sociales, sobre todo en Facebook, donde la capacidad de difusión y viralización de las recomendaciones es brutal. Para ello, las empresas deben tener fichados a los consumidores satisfechos con sus servicios. Esos clientes se pueden convertir en los mejores promotores de la marca.

Marketing de Fidelización.

En publicidad se suele decir que mantener a un cliente cuesta 10 veces menos que conseguir uno nuevo. Siguiendo esta máxima, muchas marcas apuestan por el Marketing de Fidelización. O sea, utilizar técnicas y recursos para que los clientes sigan contentos y no se vayan a la competencia. El objetivo es que la relación entre la empresa y el consumidor sea lo más duradera y satisfactoria posible. Una buena forma de conseguirlo es conociendo bien al comprador (saber sus gustos, opiniones, aficiones…) para, después, ofrecerle lo que más le interesa. Otra estrategia de fidelización es tener detalles especiales con el cliente como regalos, ofertas, descuentos o productos exclusivos. Esta forma de marketing funciona muy bien en plataformas como Facebook o Instagram.

Una de las principales herramientas usadas para fidelizar clientes en marketing es un CRM (Customer Relationship Management)

Patrocinios.

Es una de las estrategias de marketing más utilizadas y a la que las marcas dedican buena parte de su presupuesto. Consiste en patrocinar eventos (deportivos, musicales, culturales…), contenidos (artículos de un blog, por ejemplo), vídeos, talleres, conferencias o, incluso, espacios. La finalidad del patrocinio suele ser  doble: por un lado, hay un objetivo comercial y, por otro, sirve para potenciar la imagen de marca. El hecho de que una empresa aparezca vinculada a determinados acontecimientos y esté detrás de ellos ayuda a crear y fortalecer su branding. Las redes sociales en este caso se utilizan, sobre todo, para difundir y dar a conocer esos Patrocinios.

Email Marketing.

Consiste en utilizar el correo electrónico (de forma individual o colectiva) para presentar productos, servicios o descuentos especiales a los consumidores. Si esta vía de comunicación se utiliza mal y los mails se envían a bases de datos masivas que no pertenecen a la marca, puede resultar invasiva para el usuario y entraría dentro del Marketing de Interrupción. Pero bien usado, el Email Marketing sigue siendo una de las herramientas más útiles y efectivas de conexión con el público. Para ello, es fundamental que las empresas consigan los datos de sus clientes y pongan en práctica una buena estrategia.

Hacer una campaña de Email Marketing consiste principalmente en fijarse unos objetivos concretos (qué quiero conseguir con mis mails), utilizar herramientas de diseño de newsletter que optimicen y faciliten el proceso, redactar bien los mensajes que quiero transmitir y medir los resultados de lo que hago. Algunas de las aplicaciones más utilizadas para la creación y envío de correos electrónicos es Mailchimp o AWeber.

Pop-ups, banners y anuncios en páginas web.

Cada vez es más frecuente cuando navegamos en Internet encontrarnos con anuncios. Algunos aparecen de forma más discreta en un lateral de la web, por ejemplo. Pero también hay modalidades más invasivas que impiden leer el contenido de la página o ver las imágenes de un vídeo. Para evitar que los usuarios perciban nuestra publicidad como SPAM debemos pensar, definir y configurar bien nuestras campañas. Si quieres informarte mejor, te sugiero que leas esta guía sobre los tipos de anuncios en marketing online.

Marketing de Afiliación.

Esta modalidad de marketing online se parece a la que acabamos de ver pero con un importante matiz. Para empezar tiene dos grandes protagonistas: el anunciante y el afiliado.

La relación entre ambos consiste en lo siguiente: una empresa (anunciante) se anuncia en la web de otra (afiliado) a cambio de una comisión por cada una de las ventas conseguidas a través de este sitio. De forma que el Marketing de Afiliación sólo aporta beneficios si los usuarios hacen click en el anuncio y efectúan una compra.

Marketing de Contenidos o Content Marketing

Es la base del Marketing Online y consiste en ofrecer información no publicitaria de interés para el usuario. La empresa proporciona contenido útil y relevante relacionado con su sector para captar la atención de posibles consumidores que, más adelante, se pueden convertir en clientes. La idea es lograr que extraños se transformen en amigos, amigos en clientes y clientes en embajadores de la marca. Está demostrado que actualmente esta fórmula es de las que mejor funcionan. El usuario ya no quiere que las empresas le bombardeen con publicidad directa. 

Posicionamiento en Buscadores.

Utilizar los trucos necesarios para que una marca aparezca de las primeras en los resultados que ofrecen los buscadores de Internet es otra forma de hacer marketing. La optimización de los motores de búsqueda técnicamente recibe el nombre de SEO y forma parte de toda estrategia de Marketing Digital. En esta guía encontrarás 75 acciones que llevarán a tu empresa a los primeros puestos de Google. Un objetivo con el que sueñan todos los negocios.

Marketing de Participación.

Consiste en intervenir en redes sociales, foros y debates de Internet sin un ánimo comercial directo, simplemente para que te conozcan. Es importante no desaprovechar estos canales de conexión con los clientes potenciales y llevar a cabo una buena estrategia con la que, en el fondo, lo que pretendemos es captar seguidores. En las redes sociales una de las acciones que mejor funciona es mostrarse activo. ¿Esto qué significa? Salir del muro de tu marca y participar en otros perfiles. O sea, hacer “like”, comentar y compartir lo que otros publican. En definitiva, ser sociable.

Publicidad en Redes Sociales.

La mayoría de las redes sociales permiten a las empresas la creación de anuncios. Los datos demuestran que, de momento, las promociones más beneficiosas y rentables son las de Facebook y Twitter.  Quizá sea porque tienen una ventaja con la que no cuentan otros canales: permiten hacer una publicidad muy segmentada y dirigida a un público concreto. Por ejemplo, a hombres solteros, de entre 25 y 40 años, que vivan en Madrid y que les guste el deporte. La posibilidad de acertar y llegar exactamente a usuarios interesantes es elevadísima. Otras redes como Linkedin, Youtube o Pinterest también ofrecen a las marcas la opción de anunciarse, aunque por ahora el retorno de la inversión no es tan evidente.

Videomarketing.

No es otra cosa que utilizar el vídeo para ofrecer contenido de valor que resulte interesante, atractivo y que capte la atención de los usuarios. A diferencia de los anuncios convencionales que vemos en televisión, el Videomarketing suele utilizarse en el entorno online, no es tan directo ni interrumpe la actividad del espectador. Muchas veces un vídeo que se convierte en viral en las redes sociales puede ser la mejor publicidad para una marca o empresa.

Existen muchos formatos audiovisuales diferentes que una marca puede hacer: demostración de cómo funciona un producto, vídeo promocional donde la empresa cuenta sus servicios, testimonios de varios clientes, entrevistas a expertos, tutorial o screencast, fotos con música, vídeo interactivo… Aquí tienes 20 trucos para mejorar tu videomarketing en Youtube.

 Marketing a través de Influencers.

Una fórmula utilizada por las marcas para ganar visibilidad es darse a conocer a las personas influyentes de su sector. Por decirlo de una manera sencilla: si te metes en el bote a los referentes de tu campo conseguirás multiplicar tu difusión. Este tipo de marketing se utiliza y funciona muy bien en el Social Media. Cuando las marcas “conquistan” a los influencers y los convierten en sus embajadores la capacidad de llegar a mucha más gente aumenta de forma exponencial.

Ahora está de moda lo que se llama unboxing. Es un vídeo en el que se ve a alguien desempaquetando, probando y contando las funciones o características de un producto tecnológico. Algunas marcas envían sus novedades a los influencers para que hagan un unboxing y lo difundan en sus redes sociales. ¿Una buena forma de promocionarse? ¡Parece que sí!

Growth Hacking 

Este tipo de marketing lleva años implantado en Estados Unidos pero en España todavía es algo novedoso.  Consiste  en  poner  en  marcha  un conjunto de trucos concretos para hacer crecer una startup o pequeña empresa. Para crear esas tácticas, el Growth Hacker debe estudiar muy bien su producto o servicio, conocer (y usar) todas las posibilidades que ofrece el marketing online y, finalmente, utilizar la analítica para llegar a conclusiones. Algunas acciones de Growth Hacking podrían ser: ofrecer un curso Online gratuito a cambio de suscripciones, tener detalles especiales con los seguidores más activos de tus redes sociales o utilizar el remarketing para mostrar publicidad de tu marca a todos los que visitan alguna vez tu web. Si este tema te interesa, te recomiendo que te descargues este libro que, por cierto, es un ejemplo de growth hacking en sí mismo.

Conexión online-offline.

Es una forma de hacer marketing que fomenta el vínculo entre el mundo “real” y el universo online. Consiste básicamente en llevar a los clientes habituales de una marca a su página web o redes sociales ofreciéndoles algo jugoso a cambio.

 Y también a la inversa: promover que los seguidores de una empresa en internet hagan una acción concreta en el offline (o mundo real). Para que la conexión online-offline sea realmente efectiva la marca tiene que ofrecer al usuario algo realmente bueno que le motive a activarse.

Telemarketing

Son las llamadas telefónicas que hace una marca directamente a los usuarios para dar a conocer sus productos o servicios. En España las compañías telefónicas abusan bastante de esta forma de marketing para ofrecer descuentos o nuevas tarifas.

Publicidad Impresa

Son los anuncios que vemos en periódicos y revistas. Por lo general, las publicaciones que más páginas dedican a la publicidad son las llamadas femeninas o de “lifestyle”.

Anuncios en televisión, radio y cine

Son las pausas publicitarias que se hacen en medio de la programación. Si el usuario está realmente interesado en el contenido que está viendo no le queda más remedio que “tragarse” los anuncios que le muestran. Pero si el consumidor no está del todo convencido o no está dispuesto a ver la publicidad que le imponen, renuncia a ambas cosas: al anuncio y al contenido. De modo que es una fórmula arriesgada para ambas partes y no siempre consigue los resultados perseguidos.

Emplazamiento de producto o product placement 

Es colocar un producto o marca en una película, serie, programa de televisión o videojuego. Esta técnica publicitaria, que nació en Estados Unidos, se hizo muy popular en los años 80 y se sigue utilizando en los contenidos audiovisuales.  La película “El Show de Truman” hace una parodia de este tipo de marketing con la mujer del protagonista mostrando de forma exagerada los productos que usa en su cocina.


Comments are closed.

¿Necesitas ayuda? Envíanos un Email! Chat With Us Now!

← Prev Step

Gracias por contactarnos. Nos pondremos en contacto con usted tan pronto como nos sea posible.

Please provide a valid name, email, and question.

Powered by LivelyChat
Powered by LivelyChat Delete History